Artrosis Lumbar

Artrosis Lumbar

La artrosis es una enfermedad articular degenerativa, en la que el cartílago protector que protege la parte superior de los huesos se degenera o se desgasta, lo que provoca inflamación y dolor. También puede ser la causa del desarrollo de osteofitos, o espolones óseos. Estos se desarrollan cuando los extremos de dos huesos se tocan entre si.

La artrosis de la columna vertebral es una ruptura del cartílago de las articulaciones y los discos en el cuello (cervical) y la espalda baja (lumbar). A veces, la artrosis lumbar produce espolones que ejercen presión sobre los nervios de la columna vertebral. Esto puede causar debilidad y dolor en los brazos o las piernas.

En general, la artrosis lumbar ocurre con la edad. Las personas jóvenes pueden sufrirla a través de diferentes causas, como trauma o lesión en una articulación, un defecto genético asociado con el cartílago o una condición que hace que la articulación pierda su adecuada formación.

En el caso de las personas menores de 45 años de edad, la artrosis lumbar suele ser más común entre los hombres. Después de los 45 años, la artrosis es más común entre las mujeres. La artrosis lumbar es más frecuente entre las personas con sobrepeso. También ocurre con mayor frecuencia en aquellos que tienen trabajos o pasatiempos que ponen estrés repetitivo en ciertas articulaciones.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de la columna vertebral? La artrosis lumbar puede causar rigidez o dolor en el cuello o la espalda. También puede causar debilidad o adormecimiento en las piernas o los brazos. Por lo general, la molestia en la espalda se alivia cuando la persona está acostada. Algunas personas experimentan una leve interferencia con las actividades de sus vidas. Para otros, la artrosis se convierte en una deficiencia grave.

Además de los efectos físicos, una persona con artrosis también puede experimentar problemas emocionales y sociales. Por ejemplo, una persona con artrosis que le dificulta las actividades diarias y el desempeño laboral, podría sentirse deprimido.

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la artrosis vertebral está dirigido a aliviar los síntomas de dolor y a aumentar la capacidad para funcionar de la articulación. El objetivo es tener un estilo de vida saludable.

El tratamiento inicial puede incluir la pérdida de peso, si fuera necesario, y mantener un peso saludable. También puede incluir el ejercicio. Además de ayudar a controlar el peso, el ejercicio también puede ayudar a:

  • Aumentar la flexibilidad
  • Mejorar la actitud y el estado de ánimo
  • Fortalecer el corazón
  • Mejorar el flujo sanguíneo
  • Facilitar las tareas cotidianas

Algunos de los ejercicios relacionados con el tratamiento de la artrosis lumbar incluyen nadar, caminar, y aeróbicos acuáticos.

Para más información sobre la Artrosis Lumbar, lea los siguientes artículos:

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.artrosislumbar.com