Artrosis Lumbar

Causas de la Artrosis Lumbar

La región lumbar de la columna vertebral se compone de cinco vértebras pequeñas, o huesos, que corren verticalmente a lo largo de la espalda baja. La artrosis lumbar es una enfermedad degenerativa de la columna. Las personas mayores de 40 años de edad corren el mayor riesgo de desarrollar síntomas de espondilosis lumbar (otro nombre con el que se la conoce), como rigidez matutina de espalda o dolor.

Envejecimiento natural

Una de las causas más comunes de la artrosis lumbar es el envejecimiento natural, de acuerdo a la opinión de varios profesionales de la salud. Al envejecer el cuerpo humano, los discos que se ubican entre las vértebras de la columna se degradan lentamente. Los discos de la columna vertebral y el deterioro del cartílago disminuyen la cantidad de espacio presente entre las vértebras. En consecuencia, las vértebras de la región lumbar de la espalda pueden desgastarse, dejando al descubierto las raíces de los nervios que corren a lo largo de la columna vertebral. La exposición del nervio puede llevar a su inflamación, lo que puede causar síntomas de la artrosis, como dolor de espalda.

Anomalías genéticas

Algunas personas pueden desarrollar espondilosis lumbar debido a características genéticas heredadas. Estas anormalidades genéticas pueden causar que ciertas personas desarrollen vértebras inusualmente delgadas, las cuales son más susceptibles a la artrosis lumbar. Sin embargo, esto se da en un porcentaje pequeño de los casos.

Estilo de vida

Las opciones de estilo de vida, como fumar, pueden aumentar el riesgo de una persona de desarrollar artrosis lumbar. Fumar cigarrillos puede afectar negativamente la cantidad de agua en los discos vertebrales. Niveles inadecuados de agua dentro de los discos vertebrales pueden aumentar la velocidad en la que estos discos se deterioran, lo que puede conducir a la artrosis lumbar.

Lesión o uso excesivo

La lesión de la columna lumbar puede causar artrosis en ciertas personas, según los profesionales de la salud del Instituto de Neurocirugía y Neuroinvestigación de Chicago. Una lesión en la médula espinal puede poner a los discos vertebrales fuera de lugar. Cuando esto ocurre, las personas afectadas tienen un riesgo mayor de desarrollar espondilosis lumbar. Además, el uso excesivo frecuente de la espalda durante actividades físicas, como la gimnasia, pueden aumentar la cantidad de tensión puesta en las vértebras lumbares. Este exceso de tensión puede resultar en una lesión vertebral, como por ejemplo el deslizamiento o rotura del disco, lo que hace que se produzca artrosis.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.artrosislumbar.com